Blog

MEDINOVA

beneficios-ejercicio-fisico-diabetes.jpg

26 septiembre, 2018 Enfermedades Crónicas0

Diabetes. Beneficios del ejercicio físico.

La práctica del ejercicio físico es de gran importancia para todo el mundo, tanto si se tiene una enfermedad como si no se tiene. En el caso de las personas que tienen diabetes de tipo 2, el ejercicio físico diario es de gran importancia porque ayuda a poder controlar la glucosa en la sangre gracias al aumento de la sensibilidad a la insulina.

Además, las rutinas de ejercicio físico ayudan a perder peso, algo ideal para aquellas personas que tienen diabetes con sobrepeso. Esto hará que se reduzcan los problemas de salud relacionados con el sistema cardiovascular dado que se mejora notablemente la presión arterial así como las funciones cardiacas e incluso, reduciendo los niveles de los triglicéridos y del colesterol total.

¿Por qué es importante el ejercicio físico en personas con diabetes?

Las rutinas de ejercicio físico en diabéticos es un aspecto de mucha importancia para poder prevenir y también controlar esta enfermedad. Lo importante es que el ejercicio no puede ser cualquiera, éste debe estar adaptado a las condiciones físicas y a la edad de la persona que tenga esta enfermedad.

La actividad física debe llevarse a cabo cada día o cada dos días y debe ser durante una hora aproximadamente y si es posible, el ejercicio debe ser siempre a la misma hora del día. El ejercicio debe ser de intensidad moderada, con ejercicio aeróbico y entre los más recomendables se encuentra andar en bicicleta, nadar o andar.

El hecho de hacer ejercicio físico por parte de las personas que tienen diabetes es algo de gran importancia porque no solamente les ayuda a reducir su peso y mejorar su salud aumentando la eficacia cardíaca y respiratoria sino que también reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y reduce notablemente la presión arterial.

La eficacia de la insulina aumenta notablemente con la actividad física y el organismo utilizará mejor el azúcar, reduciendo los niveles de azúcar que hay en la sangre. Además, mejora la circulación sanguínea, ayuda a combatir el estreñimiento, mejora el tono y la fuerza muscular y permite tener una mejor respiración entre otros aspectos.

Es necesario tener en cuenta que antes de comenzar a hacer ejercicio físico hay que consultar con el médico por si tiene que hacer alguna indicación. Nunca hacer más ejercicio del que el cuerpo aguante, excederse es contraproducente.

Con la finalidad de evitar la hipoglucemia hay que ingerir carbohidratos al menos media hora antes de hacer la rutina de ejercicio y si se produce un bajón de azúcar hay que detener la actividad física y tomar algo azucarado hasta que desaparezcan los síntomas.

Para finalizar, hay que recordar que el ejercicio físico hará que la insulina inyectada sea absorbida de una manera más rápida, lo que hace que la persona diabética pueda evitar ponerse la inyección en lugares del cuerpo que posteriormente serán ejercitadas durante la rutina de ejercicio físico.


cuantos-tipos-diabetes-existen.jpg

Diabetes. ¿Cuántos tipos hay?

La diabetes es una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo y la cifra puede ser mayor, sobre todo porque hay personas que no saben que la tienen. Si no se trata, puede ser una enfermedad bastante seria, por eso es importante someterse a revisiones anuales para saber si se padece o no.

Los ensayos clínicos que se están haciendo actualmente, buscan mejorar los tratamientos existentes. Por esa razón son muchas personas las que se prestan voluntarias a participar en ellos. La razón es que gracias a estos estudios se consiguen muchos beneficios para la investigación.

Además, todos los voluntarios reciben la mejor atención médica, sin necesidad de tener que esperar y con la oportunidad de tener acceso a medicamentos que no se pueden encontrar en el mercado.

¿Qué es la diabetes?

Se trata de una enfermedad que aparece cuando el nivel de glucosa en la sangre es muy alto. Por su parte, la insulina es una hormona que segrega el páncreas y ayuda a que la glucosa de los alimentos pueda llegar a las células y que el organismo pueda usarla como energía para sus funciones.

El problema aparece cuando el páncreas no produce, no produce la suficiente insulina o no la utiliza de manera correcta. Esto hace que la glucosa se quede en la sangre y no llegue a las células. Este exceso de glucosa puede provocar diferentes problemas de salud, por esa razón hay que realizar revisiones médicas periódicas.

Eso sí, la persona que padezca esta enfermedad debe tomar diferentes medidas y medicamentos para tener el máximo control de su enfermedad y mantenerse sana, pero nunca debe dejar de tener controlada la enfermedad.

Clases de diabetes diferentes

La diabetes del tipo 1 hace que el cuerpo no produzca insulina debido a que el propio sistema inmunitario destruye las células del páncreas que la produce. Aunque esta clase de diabetes puede aparecer a cualquier edad, se diagnostica sobre todo en niños y también en adultos jóvenes. El tratamiento consiste en que las personas que la sufren es que deben tomar insulina todos los días.

Por otro lado está la diabetes de tipo 2 y en esta, el organismo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina. Esta variedad puede aparecer a cualquier edad aunque suele presentarse sobre todo en personas de mediana edad y ancianos, pero también en personas que tengan problemas de sobrepeso.

La diabetes gestacional es otra de las clases que hay y afecta a algunas mujeres durante su embarazo. En muchas ocasiones, esta clase de diabetes desaparece cuando se ha dado a luz. A pesar de ello, cuando una mujer ha tenido diabetes gestacional, aumenta las posibilidades de que tenga diabetes tipo 2 más adelante.

Aunque la de tipo 1 y tipo 2 son las más comunes, y en menor proporción la gestacional, también hay otras clases de diabetes como son la monogénica (que suele ser hereditaria) y aquella que está relacionada con otra patología conocida como fibrosis quística.


que-son-enfermedades-cronicas-1.jpg

Enfermedades crónicas. ¿Qué son?

Los ensayos clínicos son muy importantes para aquellas personas que sufren una enfermedad crónica. Gracias a estos estudios, y a los voluntarios que se prestan a participar en ellos, se puede conseguir investigar más sobre determinada enfermedad y las posibles soluciones que se les pueden dar a las personas que las sufren.

¿Qué son las enfermedades crónicas?

Una enfermedad crónica hace referencia a las afecciones que se van desarrollando poco a poco y que se van manteniendo a lo largo del tiempo, haciendo que la persona afectada pueda llegar a tener que cambiar su ritmo de vida y dejar de hacer las cosas que hasta ahora consideraba como normales.

Las enfermedades pueden tener más o menos intensidad y complicar la salud de forma general de quien padece determinada patología crónica. Pero nunca es igual en cada caso, cada persona es un mundo y no le afecta lo mismo que a otra persona con la misma enfermedad crónica.

En algunos casos, el día a día puede ir complicándose poco a poco según la enfermedad crónica que se tenga. Un estudio llevado a cabo sobre pacientes que tenían dolores de cabeza crónicos provocados por tensión, reveló que experimentaron un desempeño bastante reducido tanto en su función social como en el desempeño de sus trabajos.

Asimismo, se descubrió que estas personas tenían una posibilidad de tres a quince veces mayor de poder ser diagnosticadas con ansiedad o incluso trastornos relacionados con el estado de ánimo, lo que hace que su vida cambie desde el momento en el que se detecta que tiene una enfermedad crónica.

El aumento de las enfermedades crónicas

El índice de enfermedades crónicas ha ido en aumento desde hace unas cuantas décadas y esto se debe a tres factores principales. Uno de ellos son los malos hábitos como pueden ser el tabaquismo, una mala alimentación o llevar una vida sedentaria. Estos son factores que pueden ser considerados como de riesgo para sufrir alguna clase de enfermedad crónica, algo que, desgraciadamente, es bastante común en nuestros días.

Hasta hace no mucho, las enfermedades crónicas eran más comunes en las personas mayores, aunque hoy en día, debido a esos malos hábitos, cada vez son más personas las que sufren diferentes enfermedades crónicas en nuestros días.

No hay que ver el vaso medio vacío y mirar desde un prisma diferente este tema, también es necesario. Gracias a los ensayos clínicos, enfermedades como pueden ser la EPOC, problemas cardiovasculares o la diabetes ya no son mortales como hace unos años.

Actualmente, esta clase de afecciones son crónicas y con los ensayos clínicos y el descubrimiento de nuevos tratamientos se ha conseguido que las personas puedan convivir con ellas durante mucho tiempo y tener una buena calidad de vida.


que-es-ensayo-clinico.jpg

1 marzo, 2018 Sin categoría0

¿Qué es un estudio clínico?

La salud es uno de los grandes temas que nos preocupan a todos, tanto a quienes investigamos como a quienes padecen alguna clase de enfermedad, independientemente del tipo que sea. En este caso, los estudios clínicos juegan un papel de gran importancia y traen consigo un gran número de beneficios para la investigación médica.

Estudio clínico, ¿cuáles son sus características?

Estas investigaciones se llevan a cabo en personas que se prestan voluntarias para participar y que gracias a ellas y a los investigadores, se contribuye al descubrimiento de formas para poder prevenir, diagnosticar, tratar y comprender cómo son muchas de las enfermedades que hay actualmente.

Los estudios clínicos tienen muchas vertientes y una de de ellas es la de probar nuevos medicamentos o incluso para poder comparar los ya existentes y así poder determinar cuál es el más beneficioso.

Los estudios clínicos son totalmente gratuitos para todas aquellas personas que se prestan voluntarias a ello. El equipo de profesionales encargado del estudio tratará cada caso de forma 100% personalizada y realizará un seguimiento en todas las fases del estudio.

Antes de llevar a cabo estos estudios, se realizan otros estudios relacionados con la eficacia y la seguridad en el laboratorio. Una vez que se han supervisado y aprobado todos los detalles pertinentes, se prosigue con la investigación, pudiendo iniciarse los estudios clínicos.

Todos los estudios tienen su protocolo operativo

Cada uno de los estudios que se lleven a cabo se hacen siguiendo un protocolo establecido para tener el máximo control. En este protocolo se describe cuál será la vía que seguirá el estudio, cómo se llevará a cabo, por qué se necesita desarrollar y cuáles son los criterios a seguir en cuanto a la inclusión o exclusión de los participantes en los mismos.

Un estudio clínico está compuesto de cuatro fases. En la FASE #1 el medicamento se administra a unos pocos voluntarios sanos para poder examinar la seguridad del tratamiento, para determinar dosis y poder identificar posibles efectos secundarios. En la FASE #2 el tratamiento experimental se suministra a un grupo mayor de personas con el objetivo de controlar su eficacia y verificar más a fondo su seguridad.

En la FASE #3 el medicamento se suministra a un mayor número de personas para poder confirmar su eficacia, controlar los posibles efectos secundarios y compararlos con otros tratamientos que se utilizan para la misma patología.

Finalmente, la FASE #4 son ensayos que se llevan a cabo después de que el medicamento haya sido aprobado por los agentes reguladores. Con ellos se añade información adicional acerca del tratamiento, riesgos que puede haber, beneficios, etc.

Los estudios clínicos son de gran importancia en nuestro país porque no se puede comercializar un medicamento sin haber hecho estudios clínicos previos que demuestren no solo su seguridad en su uso sino también su eficacia, dejando patente la necesidad de estos estudios.


ESPAÑA

MADRID

C/ Marqués de la Valdavia 103, local 5
Alcobendas, 28100, (Madrid)

91 782 63 28 / 91 005 22 32

REINO UNIDO

Tenemos seis centros de investigación en el Reino Unido, ubicados en Northwood, Sidcup, Romford, Kenilworth, Corby, Yorkshire y Shipley.

Más información en MeDiNova en el Mundo

 

EE.UU.

Nuestros sitios afiliados en los EE. UU. Son operados a través de Lovelace Scientific Research (LSR) y tenemos dos sitios, uno en Nuevo México y otro en Florida.

Más información en MeDiNova en el Mundo

 

SUDÁFRICA

Somos el principal recurso de investigación clínica en Sudáfrica, con tres sitios integrados y doce sitios afiliados. Geográficamente cubrimos un área muy amplia.

Más información en MeDiNova en el Mundo