Blog

MEDINOVA

beneficios-ejercicio-fisico-artrosis.jpg

Ejercicio Físico y Artrosis

La artrosis es una enfermedad reumática que acaba por lesionar el cartílago articular. De las articulaciones hay que decir que son una parte muy importante del esqueleto y que nos permite el movimiento y nuestra completa autonomía funcional.

Las articulaciones están formadas por la unión de dos huesos mediante una cápsula articular y en el interior hay un fluido llamado líquido sinovial, producido por la membrana que tiene el mismo nombre. Asimismo, los extremos óseos que se unen para poder conformar la articulación, tienen un recubrimiento específico de cartílago articular.

En el momento que ese cartílago se lesiona, es cuando se produce rigidez, dolor y poco a poco incapacidad funcional.

La artrosis se suele localizar en la columna cervical y lumbar, pero también en otros puntos como los dedos de las manos, las rodillas, cadera, algunas articulaciones del hombro o incluso en la articulación del dedo gordo del pie entre otros.

El ejercicio y la artrosis

Al igual que sucede con muchos otros aspectos de la vida, el ejercicio físico es vital para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Sirve para controlar nuestro peso, para adelgazar, tonificarnos, fortalecer nuestros huesos y prevenir muchas enfermedades, entre las que se encuentra la artrosis.

Dentro del tema que estamos hablando, que hagamos actividad física diaria, tendrá dos objetivos, uno es el de prevenir la aparición de la artrosis y otro es el de ralentizar su avance, algo que se puede complementar con los fármacos, lo que hará un tándem muy efectivo.

Hay que decir que la artrosis es una enfermedad que afecta al 12% de la población mayor de 40 años y hoy en día puede decirse que es una de las causas más comunes de las consultas en la Seguridad Social, lo que hace que se utilice un gran número de recursos como atención médica, medicamentos, cirugía y la consiguiente pérdida de productividad.

En esta enfermedad, al igual que sucede con muchas otras, la investigación es de gran importancia para poder implementar la efectividad de los medicamentos, pero no hay que dejar de lado la actividad física.

Diversos estudios revelan que poco más del 54% de las personas que sufren artrosis hace ejercicio físico. Si todo el mundo hiciera más ejercicio y se tomasen más en serio las medidas de prevención para evitar su aparición, todo iría mucho mejor.

Que aquellas personas que sufren de artrosis se conciencien de la importancia de hacer una actividad física a diario, es algo de gran importancia que repercutirá muy positivamente en su calidad de vida.

En este aspecto, se recomiendan aquellas actividades que requieran de poco impacto articular como puede ser el ciclismo o la natación entre otras. Retrasan la aparición de la enfermedad como de su evolución, haciendo que la musculatura que soporta las articulaciones se vea mucho más reforzada.

El tratamiento contra la artrosis no es solamente farmacológico hay que complementarlo con una buena alimentación, pérdida de peso y ejercicio físico a diario.


sintomas-artrosis.jpg

La Artrosis y sus síntomas

La artrosis es una enfermedad crónica que afecta sobre todo a las articulaciones y normalmente suele producirse en los mismos lugares, es decir, manos, rodillas, la columna vertebral y la cadera sobre todo. Es una enfermedad que provoca dolor e inflamación y dependiendo de lo avanzada que esté, puede llegar a impedir la realización de algunos de los movimientos más sencillos como por ejemplo poder agarrar algo con fuerza, cerrar la mano, caminar, dar la mano, etc.

Aunque es una enfermedad crónica, actualmente se están realizando muchos ensayos clínicos para poder encontrar el mejor tratamiento posible con el que proporcionar la mejor calidad de vida a las personas que sufren esta enfermedad.

La importancia de las articulaciones

Las articulaciones son la parte de nuestro esqueleto que permite la conexión de los huesos (muñeca, rodilla, codos, etc.) lo que permite el movimiento. Por su parte, el cartílago es el tejido que tiene como misión la de recubrir los extremos de los huesos, siendo algo necesario para el buen funcionamiento de la articulación dado que también actúa como un amortiguador.

Con el desarrollo de esta enfermedad crónica, el cartílago se va deteriorando poco a poco y hace que los huesos se vayan desgastando con el paso del tiempo, llegando a producir la aparición del dolor. Según se va desgastando el cartílago, los huesos van reaccionando y comienzan a crecer por los lados, haciendo que la articulación se vaya deformando.

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis?

Son diferentes los síntomas de la artrosis en cada persona, pero hay algunos que son bastante comunes entre sí, independientemente de dónde esté centralizada esta enfermedad. Entre los síntomas más frecuentes que se suelen tener se encuentra la limitación de los movimientos, crepitaciones de las articulaciones, dolor o derrame articular. En algunos casos se puede llegar a presentar deformidad y rigidez articular.

El dolor es uno de los factores que más preocupan a las personas que padecen esta patología y en uno de sus primeros estadios, el dolor llega cuando se hace un esfuerzo o un movimiento brusco de la articulación. Si se descansa, el dolor se reduce, pero eso solo pasa al principio dado que a medida que la enfermedad se vaya agravando, el dolor aparecerá tanto al hacer fuerza, movimientos bruscos o incluso en reposo.

La artrosis no produce un dolor constante sino que es intermitente, por lo que se puede estar durante mucho tiempo sin sentir nada, pero ello no quiere decir que la artrosis no siga desarrollándose. Por eso, los ensayos clínicos son de tanta importancia, porque se investiga sobre cómo reducir el dolor y hacer que las personas que tienen artrosis puedan tener una oportunidad de sobrellevar mejor su enfermedad.


que-son-enfermedades-cronicas-1.jpg

Enfermedades crónicas. ¿Qué son?

Los ensayos clínicos son muy importantes para aquellas personas que sufren una enfermedad crónica. Gracias a estos estudios, y a los voluntarios que se prestan a participar en ellos, se puede conseguir investigar más sobre determinada enfermedad y las posibles soluciones que se les pueden dar a las personas que las sufren.

¿Qué son las enfermedades crónicas?

Una enfermedad crónica hace referencia a las afecciones que se van desarrollando poco a poco y que se van manteniendo a lo largo del tiempo, haciendo que la persona afectada pueda llegar a tener que cambiar su ritmo de vida y dejar de hacer las cosas que hasta ahora consideraba como normales.

Las enfermedades pueden tener más o menos intensidad y complicar la salud de forma general de quien padece determinada patología crónica. Pero nunca es igual en cada caso, cada persona es un mundo y no le afecta lo mismo que a otra persona con la misma enfermedad crónica.

En algunos casos, el día a día puede ir complicándose poco a poco según la enfermedad crónica que se tenga. Un estudio llevado a cabo sobre pacientes que tenían dolores de cabeza crónicos provocados por tensión, reveló que experimentaron un desempeño bastante reducido tanto en su función social como en el desempeño de sus trabajos.

Asimismo, se descubrió que estas personas tenían una posibilidad de tres a quince veces mayor de poder ser diagnosticadas con ansiedad o incluso trastornos relacionados con el estado de ánimo, lo que hace que su vida cambie desde el momento en el que se detecta que tiene una enfermedad crónica.

El aumento de las enfermedades crónicas

El índice de enfermedades crónicas ha ido en aumento desde hace unas cuantas décadas y esto se debe a tres factores principales. Uno de ellos son los malos hábitos como pueden ser el tabaquismo, una mala alimentación o llevar una vida sedentaria. Estos son factores que pueden ser considerados como de riesgo para sufrir alguna clase de enfermedad crónica, algo que, desgraciadamente, es bastante común en nuestros días.

Hasta hace no mucho, las enfermedades crónicas eran más comunes en las personas mayores, aunque hoy en día, debido a esos malos hábitos, cada vez son más personas las que sufren diferentes enfermedades crónicas en nuestros días.

No hay que ver el vaso medio vacío y mirar desde un prisma diferente este tema, también es necesario. Gracias a los ensayos clínicos, enfermedades como pueden ser la EPOC, problemas cardiovasculares o la diabetes ya no son mortales como hace unos años.

Actualmente, esta clase de afecciones son crónicas y con los ensayos clínicos y el descubrimiento de nuevos tratamientos se ha conseguido que las personas puedan convivir con ellas durante mucho tiempo y tener una buena calidad de vida.


que-es-ensayo-clinico.jpg

1 marzo, 2018 Sin categoría0

¿Qué es un estudio clínico?

La salud es uno de los grandes temas que nos preocupan a todos, tanto a quienes investigamos como a quienes padecen alguna clase de enfermedad, independientemente del tipo que sea. En este caso, los estudios clínicos juegan un papel de gran importancia y traen consigo un gran número de beneficios para la investigación médica.

Estudio clínico, ¿cuáles son sus características?

Estas investigaciones se llevan a cabo en personas que se prestan voluntarias para participar y que gracias a ellas y a los investigadores, se contribuye al descubrimiento de formas para poder prevenir, diagnosticar, tratar y comprender cómo son muchas de las enfermedades que hay actualmente.

Los estudios clínicos tienen muchas vertientes y una de de ellas es la de probar nuevos medicamentos o incluso para poder comparar los ya existentes y así poder determinar cuál es el más beneficioso.

Los estudios clínicos son totalmente gratuitos para todas aquellas personas que se prestan voluntarias a ello. El equipo de profesionales encargado del estudio tratará cada caso de forma 100% personalizada y realizará un seguimiento en todas las fases del estudio.

Antes de llevar a cabo estos estudios, se realizan otros estudios relacionados con la eficacia y la seguridad en el laboratorio. Una vez que se han supervisado y aprobado todos los detalles pertinentes, se prosigue con la investigación, pudiendo iniciarse los estudios clínicos.

Todos los estudios tienen su protocolo operativo

Cada uno de los estudios que se lleven a cabo se hacen siguiendo un protocolo establecido para tener el máximo control. En este protocolo se describe cuál será la vía que seguirá el estudio, cómo se llevará a cabo, por qué se necesita desarrollar y cuáles son los criterios a seguir en cuanto a la inclusión o exclusión de los participantes en los mismos.

Un estudio clínico está compuesto de cuatro fases. En la FASE #1 el medicamento se administra a unos pocos voluntarios sanos para poder examinar la seguridad del tratamiento, para determinar dosis y poder identificar posibles efectos secundarios. En la FASE #2 el tratamiento experimental se suministra a un grupo mayor de personas con el objetivo de controlar su eficacia y verificar más a fondo su seguridad.

En la FASE #3 el medicamento se suministra a un mayor número de personas para poder confirmar su eficacia, controlar los posibles efectos secundarios y compararlos con otros tratamientos que se utilizan para la misma patología.

Finalmente, la FASE #4 son ensayos que se llevan a cabo después de que el medicamento haya sido aprobado por los agentes reguladores. Con ellos se añade información adicional acerca del tratamiento, riesgos que puede haber, beneficios, etc.

Los estudios clínicos son de gran importancia en nuestro país porque no se puede comercializar un medicamento sin haber hecho estudios clínicos previos que demuestren no solo su seguridad en su uso sino también su eficacia, dejando patente la necesidad de estos estudios.


ESPAÑA

MADRID

C/ Marqués de la Valdavia 103, local 5
Alcobendas, 28100, (Madrid)

91 782 63 28 / 91 005 22 32

REINO UNIDO

Tenemos seis centros de investigación en el Reino Unido, ubicados en Northwood, Sidcup, Romford, Kenilworth, Corby, Yorkshire y Shipley.

Más información en MeDiNova en el Mundo

 

EE.UU.

Nuestros sitios afiliados en los EE. UU. Son operados a través de Lovelace Scientific Research (LSR) y tenemos dos sitios, uno en Nuevo México y otro en Florida.

Más información en MeDiNova en el Mundo

 

SUDÁFRICA

Somos el principal recurso de investigación clínica en Sudáfrica, con tres sitios integrados y doce sitios afiliados. Geográficamente cubrimos un área muy amplia.

Más información en MeDiNova en el Mundo