La meditación como apoyo a dolencias crónicas

3 octubre, 2018 0
meditacion-apoyo-dolencias-cronicas.jpg

La Meditación

La meditación es uno de los grandes apoyos para muchas personas que, tras un día duro en el trabajo o después de una temporada de estrés, consiguen relajarse y evadirse de esos problemas de una manera más o menos fácil.

Pero la meditación no solo es eso; partiendo de la base que el ser humano tiene una gran capacidad curativa, dedicando unos minutos al día a meditar se puede conseguir un gran apoyo para aquellas personas que sufren dolencias crónicas.

La meditación, un bien al alcance de todos

La meditación cuenta con un gran potencial, pero para poder hacerla correctamente hay que practicar mucho, tener mucho compromiso y dedicar mucha energía a ello. La recompensa es obtener un gran bienestar tanto físico como psicológico, algo de gran valor para aquellas personas que tienen alguna clase de dolencia crónica.

Una de las principales razones del por qué es tan beneficiosa la meditación para personas que sufren estas patologías es que favorece los estados mentales positivos, lo que hace que afloren sentimientos de libertad, calma y felicidad.

No solo ayuda a reducir o eliminar síntomas de estrés agudo o sentimientos de pérdida, ira o frustración sino que contribuye de manera muy positiva cuando una persona sufre alguna clase de dolencia crónica.

Algunos trastornos pueden provocar que la persona pierda su capacidad natural para concentrarse y no puedan practicar la meditación por lo que le resulta imposible hacerlo. Los especialistas recomiendan antidepresivos para que el paciente se sienta mejor. Es en este momento cuando puede poner en marcha las técnicas de meditación para comenzar a sentirse mucho mejor.

Meditación contra enfermedades y el dolor

De hecho, está demostrado que la meditación es tan recomendable que se está aplicando como terapia complementaria para muchas dolencias diferentes, como por ejemplo el cáncer.

Con la meditación se ayuda a perder el miedo y el dolor que produce el proceso cancerígeno, sobre todo la quimioterapia. Además, ayuda a activar el sistema inmune, lo que permite que el mecanismo autocurativo más poderoso que hay se ponga en marcha y luche también contra los invasores.

Las enfermedades cardiovasculares también pueden producir bastantes dolores, por eso, las técnicas de meditación son de gran utilidad no solo para prevenir sino también para tratar algunos problemas relacionados con las afecciones cardíacas como la insuficiencia, angina de pecho, taquicardia, hipertensión, infarto, etc.

Independientemente de la enfermedad que se tenga, la meditación consigue aliviar el dolor del cuerpo y si se complementa con tratamientos físicos y una medicación adecuada, la efectividad del tratamiento aumenta notablemente.

Por esa razón, cada vez son más los profesionales que eligen incluir a la meditación como uno de los complementos a un tratamiento para combatir el dolor derivado de cualquier clase de patología.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


ESPAÑA

MADRID

C/ Marqués de la Valdavia 103, local 5
Alcobendas, 28100, (Madrid)

91 782 63 28 / 91 005 22 32

REINO UNIDO

Tenemos seis centros de investigación en el Reino Unido, ubicados en Northwood, Sidcup, Romford, Kenilworth, Corby, Yorkshire y Shipley.

Más información en MeDiNova en el Mundo

 

EE.UU.

Nuestros sitios afiliados en los EE. UU. Son operados a través de Lovelace Scientific Research (LSR) y tenemos dos sitios, uno en Nuevo México y otro en Florida.

Más información en MeDiNova en el Mundo

 

SUDÁFRICA

Somos el principal recurso de investigación clínica en Sudáfrica, con tres sitios integrados y doce sitios afiliados. Geográficamente cubrimos un área muy amplia.

Más información en MeDiNova en el Mundo